Nuestra esencia | Steak House Aranjuez
1071
post-template-default,single,single-post,postid-1071,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive,elementor-default
 

Nuestra esencia

Nuestra esencia

La gastronomía española lleva en sus apellidos la gallega, cierto es que no es fácil aprender a elaborar bien tales platos como es el pulpo o la tortilla de betanzos, pero aquellos que sí se han adentrado en el mundo y siguieron con dedicación, saben que tienen el poder de estimular las papilas gustativas. El restaurante Aranjuez Steak House es discípulo fiel de esta rama gastronómica.

¿Steak House?, efectivamente, la carne es su arma secreta, tan secreta que tienen su propia técnica para cortar la carne: La Punta Trasera de Aranjuez; la intriga llama a la puerta. Desde luego la materia prima que emplean, pronuncia tanto en sabor como en textura lo que sería una carne de primera.

Cabe resaltar detalles como servirte primero un filete y al terminarlo agradecer que te traigan el otro con su calor por el carbón. Apreciamos detalles que muestran seriedad, conocimiento pleno en el arte (más de 40 años estamos hablando) y respeto al paladar del cliente.

Si eres amante de la barbacoa, este dato te va a interesar. Uno mismo puede contemplar cómo lo corta en filetes, cómo lo voltea en el momento preciso para que la carne quede al punto, al estar la parrilla en “Open Kitchen” puedes verlo todo.

Hablemos del servicio, los engranajes cuya sinergia aporta fluidez a la hora de servir platos y bebida, que generan confianza al atender a los recién llegados. Los camareros del Aranjuez saben lo importante que es tratar al cliente con respeto; tener los manteles blancos, los cubiertos colocados como si fuesen marines formando a las 6:00 de la mañana y las copas brillantes como el sol en verano, son acciones que muestran disciplina, seriedad respecto al higiene y cuidado del lugar.

Tras su apertura y desarrollo en Caracas, Venezuela, deciden traer toda artillería pesada a Madrid para conquistar al cliente con su carne y demás platos clásicos, que se pueden elegir de la carta o del menú diario. Los 40 años de esfuerzo y dedicación no serán en vano si siguen con la actitud de excelencia constante cuyo centro de importancia es el cliente.

No Comments

Post A Comment